Durante dos enfrentamientos entre civiles armados y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), diez presuntos criminales fallecieron, mientras que una mujer fue herida y muerta por los disparos que accidentalmente recibió.

Esto ocurrió en Nuevo Laredo, Tamaulipas, cerca de las 13:30 horas de este sábado, cuando los militares realizaban tareas de reconocimiento terrestre en la carretera que lleva a Monterrey.

Ahí fallecieron ocho presuntos sicarios y empezaron la búsqueda de otros que lograron huir.

Una hora después, los unifomados fueron agredidos de nueva cuenta por lo que repelieron el ataque provocando la muerte de dos presuntos delincuentes más. Fue ahí cuando una mujer a bordo de una camioneta fue alcanzada por una bala.

A pesar de los esfuerzos de los cuerpos médicos, no logró sobrevivir.

Con información del Grupo de Coordinación Tamaulipas y López Dóriga

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?