La investigación científica debe estar a la altura de los retos del país: María Teresa Sánchez Salazar

Recientes

Hay que mantener viva la cultura grecolatina

El mundo antiguo grecolatino constituye un punto de referencia fundamental para las disciplinas humanísticas y para quien busca forjar un sólido pensamiento ...

¿Por qué Canal Once canceló el polémico programa de Edy Smol?

‘Respondes o resbalas’, era el nombre del polémico 'programa político' que conducía el llamado 'gurú de la moda' en canal Once que, por cierto, decidió que l...

¡Todo por la selfie perfecta! hermosa influencer cae de 50 metros

En un giro trágico de los acontecimientos, el destino cruzó los caminos de la popular influencer rusa Inessa Polenko y el abismo mortal en un mirador en Geor...

La UNAM fortalece conocimiento en proyectos espaciales en beneficio de México

Debido a la importancia de los vuelos al espacio, la Universidad Nacional está cada vez más relacionada en esos temas. Además de la creación, hace algunos añ...

Piloto de helicóptero recibe homenaje tras trágico accidente en Coyoacán

El presidente rindió homenaje al piloto Armando Cervantes, quien manejaba el helicóptero que se desplomó en Coyoacán, Ciudad de México. Según revelaciones de...

Compartir

Bajo la premisa de fortalecer la investigación científica de calidad y la formación de recursos humanos de excelencia, como la mejor forma de aportar alternativas de solución a los problemas que enfrenta México, María Teresa Sánchez Salazar tomó posesión como nueva directora del Instituto de Geografía (IGg) de la UNAM, para el periodo 2024-2028.

Al darle posesión del cargo, la coordinadora de la Investigación Científica, María Soledad Funes Argüello, la invitó a integrar el trabajo de laboratorios y departamentos del Instituto, planteando temáticas de investigación alrededor de desafíos nacionales que fortalezcan su papel como una entidad capaz de vincularse y generar conocimiento con impacto en la sociedad.

Al retomar su mensaje, Sánchez Salazar destacó: la mayor riqueza del IGg es la gran calidad académica de su capital humano, con geógrafos y científicos de excelencia, por lo que el reto principal es aprovecharlo, al igual que sus instalaciones y equipamiento de punta de los laboratorios, para seguir creciendo y fortalecer su presencia en el país.

Se comprometió a trabajar para que el Instituto siga siendo el referente de mayor reconocimiento a nivel nacional, cuyo liderazgo debe proyectarse también para generar y mantener vínculos estrechos perdurables y constructivos con las demás instituciones geográficas de la nación, así como con otros departamentos de geografía de prestigio internacional.

El IGg, continuó, requiere de la colaboración, labor y solidaridad de la comunidad para sacar adelante el plan de trabajo en beneficio de la institución, pero también para que todas y todos desarrollen sus capacidades y potencialidades, tanto académicas como personales, al máximo, como uno de los principales compromisos de la nueva administración.

También te puede interesar:  Cada vez más relevante el papel de las inventoras mexicanas

En tanto, Funes Argüello sugirió a la comunidad conjuntar las fortalezas de la geografía física, social y económica para buscar respuestas sobre nuestra naturaleza como seres sociales y la relación con el entorno y el espacio.

“Su trabajo implica, necesariamente, la interacción entre múltiples disciplinas y la vinculación hacia sectores muy diversos en lo académico, lo social y hacia la toma de decisiones que se reflejen en la implementación de políticas públicas” apuntó.

Es necesario también, dijo, fortalecer las interacciones académicas con aquellas que desarrollan labores relacionadas con la geografía, tanto en el subsistema de humanidades como de la investigación científica, poniendo énfasis en los vínculos con la Facultad de Filosofía y Letras, y la Escuela Nacional de Ciencias de la Tierra.

Consideró que se deben robustecer los proyectos de divulgación y vinculación recordando que las juventudes siempre van un paso adelante, por lo que se requiere ser más imaginativos para mantener su atención.

Asimismo, recomendó continuar con las actividades institucionales encabezadas por la Coordinación para la Igualdad de Género, a fin de seguir construyendo una comunidad igualitaria y tolerante que se enriquezca de las diversidades.

Trayectoria

María Teresa Sánchez Salazar realizó sus estudios de licenciatura, maestría y doctorado en Geografía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, y cursó una especialización a nivel posgrado en Ordenación Territorial y Medio Ambiente en la Universidad Politécnica de Valencia, en España.

Es investigadora titular C y se encuentra adscrita al Departamento de Geografía Económica del IGg. Forma parte del Sistema Nacional de Investigadores con el nivel III, y mantiene el máximo nivel de estímulo en el Programa de Primas al Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo de la UNAM.

También te puede interesar:  Requerimos educación para lograr un futuro distinto

En el IGg ha abierto y consolidado las líneas de investigación de Geografía minera y de los energéticos, estrechamente vinculadas a la Cartografía temática y a la elaboración de atlas científicos nacionales, estatales, regionales y temáticos, así como la línea interdisciplinaria de Ordenamiento territorial.

Fue coordinadora de la sección Economía en el Atlas Nacional de México de 1989 a 1992 y en el Nuevo Atlas Nacional de México en 2007, obras cartográficas de vanguardia en el país. Además, fue invitada a desarrollar el tema de Minería en el Atlas Nacional de España, en 1994.

Asimismo, coordinó a un grupo de investigación multidisciplinaria de diversas áreas del IGg, con el objeto de elaborar guías metodológicas y desarrollar indicadores para realizar estudios territoriales a distintas escalas geográficas con fines de ordenamiento territorial.

Como reconocimiento a su trayectoria académica recibió la medalla Gabino Barreda en 1981, 1988 y 1992. En 1997, se hizo acreedora al Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Investigación en ciencias económico-administrativas y, en 2009, al reconocimiento Sor Juana Inés de la Cruz. Además, es miembro regular de la Academia Mexicana de Ciencias y de la Red Iberoamericana de Ordenamiento Territorial.

Por su labor excepcional y la trascendencia de las aportaciones derivadas de su actividad investigativa, María Teresa Sánchez Salazar fue merecedora del Premio Universidad Nacional 2020, en el área de Investigación en ciencias económico-administrativas.

Comentarios