Alcanza a jóvenes cáncer colorrectal

Recientes

Emergencia ambiental: Contaminación del agua se extiende en CDMX

En un alarmante desarrollo, se ha informado sobre la expansión del área afectada por la contaminación del agua en la CDMX. De acuerdo con reportes de vecinos...

Vecinos y candidatos denuncian a coordinador de SACMEX

Vecinos y candidatos de Movimiento Ciudadano en Benito Juárez han presentado una contundente denuncia penal contra el coordinador del SACMEX, Rafael Bernardo...

Nuevo derrame de crudo en Sonda de Campeche después de accidente en Akal B

Organizaciones ambientalistas han alertado sobre un nuevo derrame de crudo en la Sonda de Campeche, apenas días después del impactante incendio y explosión e...

Mexicanos aseguran su lugar a los Juegos Mundiales 2025

En una brillante actuación en el Campeonato Panamericano de tiro con arco, Dafne Quintero García y Sebastián García Flores, representantes mexicanos, asegura...

Fallece la reina del cine fantástico: Lorena Velázquez

La icónica actriz mexicana, Lorena Velázquez, conocida como la "Reina del Cine Fantástico", falleció este jueves a los 86 años de edad. Con más de 180 pelícu...

Compartir

En los últimos años el enfoque médico está sobre el cáncer de mama y de próstata; no obstante, en la actualidad el mundo se apresta a atender los tumores del tubo digestivo que abarca esófago, estómago, colon, recto, ano. En nuestro país es importante su relación con el hígado; además, de todos estos el de colon y de recto ocupan el primer lugar en cuanto a frecuencia de tumores, expone Erika Betzabé Ruiz García.

La titular del Diplomado de Medicina Traslacional en Oncología de la Facultad de Medicina de la UNAM y directora de Docencia del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), aclara:

Hasta hace dos años aún se asociaba la palabra colorrectal como si fuera un solo órgano, cuando realmente es un continuo, un tubo. Hoy puedo decir que el tratamiento cambia entre el cáncer de colon, que es el intestino grueso, con respecto al cáncer de recto, que es el reservorio de la materia fecal.

La también integrante del Comité Científico del World Congress on Gastrointestinal Cancer precisa que las personas nacidas después de la década de los 90 del siglo pasado tienen mayor riesgo de padecer el de recto que el de colon, porque el primero se presentaba habitualmente en la gente mayor, de entre 70 y 80 años, y esto se debe a que el factor de riesgo principal para cualquier tipo de neoplasia es la longevidad, pero desde hace una década a nivel global, es más frecuente este tumor en gente joven, en personas menores de 50 años.

Lo anterior, debido a factores relacionados con la alimentación: “a la dieta carente de fibra, agua y al alto consumo de alimentos procesados”, puntualiza.

Hace aproximadamente un lustro, recuerda, la Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó que para 2030 habría incremento severo en el cáncer colorrectal, principalmente en las américas.

También te puede interesar:  Matemáticas, ciencia en evolución

Prejuicios

Está estigmatizado. A diferencia del de mama, por ejemplo, de este nadie quiere hablar, es un prejuicio, es como un órgano sucio, y no es así, le toca esa función, apunta la también integrante de la Academia Nacional de Medicina.

Ruiz García menciona que en el INCan al menos uno de cada cinco pacientes de estos tipos de cáncer es menor de 50 años. Es serio porque empiezan con sangrado y se quedan callados, le echan la culpa a la hemorroide, y finalmente van al doctor. De acuerdo con la forma en que hemos sido educados, se piensa que es una infección o inflamación porque es gente joven, y se cree que no ocurre nada.

Una situación frecuente en una posible sintomatología de estas neoplasias es que hay cambios en los hábitos intestinales; por ejemplo, si una persona es regular y todos los días excreta y de repente empieza con estreñimiento, eso no es normal, aunque no necesariamente es cáncer.

El segundo aspecto es el sangrado, que puede ser sangre fresca, roja, o digerida, que es aparentemente negra, y eso amerita revisión de un médico. Con frecuencia se quedan con esos síntomas, no un día, un mes, pueden ser dos o tres años hasta que el tumor se sale del órgano y se va a otros sitios del cuerpo; cuando está demasiado extendido es cuando acuden al especialista. “Lo principal es conocer nuestro cuerpo y saber detectar lo anormal”, alerta.

Información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía refiere, con base en datos de defunciones registradas en 2021, que prevalece una tasa de 0.60 por cada 10 mil varones de 30 a 59 años por tumor maligno de colon, recto y ano.

También te puede interesar:  Impulsa la UNAM siete años de progreso comunitario en el Geoparque Mundial Comarca Minera

En el planeta

De acuerdo con datos de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, en 2020 se estimaron un millón 880 mil 725 casos en el mundo. De esta cifra, un millón 148 mil 515 fueron de cáncer de colon y 732 mil 210, de recto. El colorrectal es la segunda causa de fallecimiento por cáncer en hombres y mujeres en el orbe.

Según la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, perteneciente a la OMS, durante 2020 se contabilizaron en México 14 mil 901 nuevos sucesos de colorrectal, y más de 7 mil muertes durante el mismo periodo; ello lo ubica como el segundo más mortal en nuestro país, sólo después del cáncer de mama.

Lo importante es estar conscientes del riesgo, le puede suceder a mujeres y a hombres, va en ascenso, sobrepasará al de mama, necesitamos mejorar nuestra dieta y meter fibra, tenemos que consumir alrededor de 20 a 25 gramos.

Por ejemplo, un tazón de hongos puede contener cinco gramos, también hay cereales con fibra, además de beber abundante líquido y, por supuesto, comer menos productos procesados, sugiere Ruiz García.

Se busca informar y sensibilizar a la población sobre las consecuencias de estos padecimientos. La efeméride tiene el propósito de impulsar acciones preventivas en la población y dar a conocer la importancia del diagnóstico oportuno.

Cabe reiterar que el cáncer colorrectal es un término que se emplea para el cáncer que se origina en el colon o en el recto. A estos cánceres se les puede llamar por separado cáncer de colon o cáncer de recto (rectal) y depende del lugar donde se originan. Ambos comparten varias características, sin embargo, el tratamiento es diferente.

Comentarios