Según investigaciones de la Universidad de Alberta en Canadá, beber una copa de vino al día tiene el mismo efecto que ir una hora al gimnasio.

Los beneficios se deben al resveratrol, un ingrediente que forma parte de los componentes químicos del vino. Jason Dyck, científico que lideró esta investigación, afirmó que este ingrediente mejora el funcionamiento del corazón, los músculos y los huesos, tanto como ir al gimnasio.

También te puede interesar:  Más de 100 policías y militares venezolanos implicados en narcotráfico

Diversos estudios concuerdan que las personas que beben una copa de vino tinto al día tienen menos probabilidades de desarrollar demencia o cáncer, regula el azúcar en la sangre y es un remedio contra el envejecimiento.

No hay que olvidarse que la cantidad aconsejada es una copa.

Con información de SDP Noticias

Comentarios
+ posts