El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este lunes que México debería enviar de regreso a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos, un día después de que las autoridades cerraran el cruce fronterizo sur más activo del país y dispararan gases lacrimógenos a la multitud.

Las autoridades de Estados Unidos reabrieron el domingo el cruce en el puerto de entrada de San Ysidro entre San Diego y Tijuana, la frontera terrestre con mayor tráfico de personas en el hemisferio occidental después de cerrarla durante varias horas.

Trump juró que los solicitantes de asilo no ingresarían fácilmente al país y este lunes amenazaron nuevamente con cerrar la frontera entre Estados Unidos y México, que se extiende a 2.000 millas (3.200 km).

También te puede interesar:  Las Primeras Planas de hoy Martes

El presidente repitió su llamado al Congreso para que financie su prometido muro fronterizo mientras los legisladores de Estados Unidos regresan a Washington el lunes tras las vacaciones de Acción de Gracias en Estados Unidos, con los fondos del gobierno federal a las puertas de expirar el 7 de diciembre.

El mandatario ha amenazado repetidamente con una paralización del gobierno federal a menos que el muro esté financiado.

También te puede interesar:  Donald Trump endurece política migratoria y bloquea solicitudes de asilo a EEUU

El enfrentamiento del domingo tuvo lugar en una parte de la frontera donde ya existe una barrera física.

Con información de Reuters

Comentarios