De acuerdo con información del gobierno de Corea del Sur, este jueves, Norcorea disparó seis misiles de corto alcance desde sus costas orientales.

Después de que Estados Unidos presentara una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU, y esta fuera adoptada por unanimidad, la ONU impuso el miércoles duras sanciones contra Pyonyang.

Barack Obama declaró que esta decisión es una respuesta “firme, unida y apropiada” a los ensayos nucleares -cuatro desde 2006-, y de misiles, “la comunidad internacional, que se expresó con una voz única, envió a Pyongyang un mensaje simple: Corea del Norte debe abandonar estos programas peligrosos y elegir un mejor camino para su pueblo”.

También te puede interesar:  Preocupa a Obama gobierno de Trump

Con información de El Economista

Comentarios
+ posts