Nueve jóvenes fueron secuestrados ayer en distintos puntos del estado de Guerrero, al persistir una ola de violencia pese al refuerzo de la presencia de tropas y agentes federales, informaron fuentes policiales.

En Chilpancingo un grupo armado irrumpió en un taller de motos, ubicado en una zona escolar en el que se encontraban las víctimas, y cometió actos de vandalismo en el interior del establecimiento, según medios locales.

También te puede interesar:  Jornada violenta deja 25 muertos

Poco después, los atacantes se llevaron a seis jóvenes dentro de una camioneta blanca.

En circunstancias similares, otros tres muchachos han desaparecido en el barrio La Villita, en la ciudad de Tixtla, una zona vigilada desde hace varios meses por la Policía mexicana en la que son frecuentes los sucesos violentos entre los grupos criminales los Rojos y los Ardillos.

También te puede interesar:  Un muerto en asalto en Interlomas

Con información de El Universal

Comentarios