El primer Tribunal Unitario declaró en quiebra a la empresa Oceanografía, luego de que encontró ilegal el convenio concursal firmado por 66% de sus acreedores, y que permitiría restructurar a la proveedora de pasivos de servicios y navieros de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Me ordenó (el primer Tribunal) que continuara con el asunto y la consecuencia legal es decretar la quiebra”, informó el juez Felipe Consuelo Soto, titular del tercer juzgado de distrito en materia civil de la Ciudad de México.

También te puede interesar:  Ya es legal el uso medicinal de la marihuana

Agregó que ahora el convenio concursal para restructurar los pasivos ya no existe, por lo que se impide la capitalización de la naviera. Y es que los acreedores acordaron en un financiamiento de emergencia por 76 millones de dólares que nunca se realizó.

El siguiente paso es que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) nombrará a un nuevo síndico para encargarse de la venta de la empresa.

También te puede interesar:  Dólar da un breve respiro al peso

“Es muy difícil predecir cuánto tome, porque se tendrá que hacer un inventario de los bienes. Por ahora no puedo decir qué bienes tiene Oceanografía”, explicó Consuelo Soto.

Los trabajadores deberán ser los primeros en recibir su liquidación; luego el pago será para los acreedores reconocidos y que cuenten con una garantía; y con el resto y hasta donde alcance, se pagará a los acreedores comunes.

Con información de El Financiero y López Dóriga

Comentarios