Cuando compramos por Internet, especialmente ropa, es importante aplicar la ley de San Andrés: Lo que parece es. Si ves un vestido de novia en 300 pesos lo más probable es que no sea de la calidad que crees. Si vas a hacer un pedido de ropa considera primero estos casos.

También te puede interesar:  Layda Sansores se defiende por acusaciones sobre facturas con cargo al Senado

Estas chicas esperaban un vestido muy lindo, y vean lo que recibieron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque sabemos que las cosas nunca te quedan como a las modelos de las fotos esto cae en lo ridículo.

También te puede interesar:  Narro reclama más recursos para el sector salud

Es por eso que antes de intentar hacer una compra por internet, primero piensa en que el león no es como lo pintan. Pero en el Internet, esta aseveración se magnifica.

Con información de: Excélsior 

 

Comentarios