La Auditoría Superior de la Federación, detecto que Sagarpa hizo un mal uso de 204 millones 149 mil pesos que correspondían al componente Procafé e Impulso Productivo al Café.

La partida de dinero debía ser destinada a diversos productores cafetaleros para hacer frente a la caída de producción de café ocasionada por la roya, una enfermedad que ataca a los cafetales. Sin embargó, se detectó que la dependencia desvió recursos hacia personas que no eran beneficiarias o duplicaron nombres por un monto de 107 millones 15 mil pesos que no se encontraban inscritos en el padrón nacional cafetalero.

También te puede interesar:  Insostenible modelo de desarrollo en México, Cepal

El informe descata que: «Los beneficiarios reales del programa, que son los estratos más vulnerables del país y razón de ser de los programas sociales, al no recibir los recursos del subsidio, carecieron de la oportunidad de incrementar la producción y la productividad de las unidades económicas rurales agrícolas mediante incentivos».

Con información de El Mundo de Orizaba

Comentarios