Reforma Laboral en México: ¿Qué implica para el sector público?

Recientes

AMLO doxxea a periodista en conferencia de prensa: una táctica preocupante y cuestionada

En un momento que ha sacudido los cimientos de la relación entre el gobierno mexicano y la prensa, el presidente AMLO protagonizó un incidente inquietante du...

Marcelo Ebrard se registra como candidato al Senado por Morena y pone el foco en el T-MEC

El excanciller Marcelo Ebrard dio un paso importante en su carrera política al registrarse como candidato al Senado por la vía plurinominal por el partido Mo...

Alerta ambiental en el Valle de México. Se activa el Hoy No Circula

El Valle de México se encuentra en alerta ambiental tras registrar altos niveles de contaminación atmosférica, lo que ha llevado a la activación del Programa...

EE.UU. investigó vínculos de colaboradores de López Obrados con cárteles

En una revelación que ha sacudido los cimientos políticos tanto de México como de Estados Unidos, se ha conocido que funcionarios estadounidenses llevaron a ...

El IIFL puede aportar perspectivas complementarias a problemáticas vigentes

En el Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) se impulsará el trabajo interdisciplinario, multi y transdisciplinario, y se reforzará su relación con ...

Compartir

La propuesta de reforma constitucional que busca reducir la jornada laboral en México, actualmente en análisis en la Cámara de Diputados, plantea un dilema peculiar: la medida se aplicaría exclusivamente al sector privado, dejando fuera de la modificación a los empleados del sector público, que suman más de 5 millones de personas.

La iniciativa, impulsada por la diputada Susana Prieto de Morena, pretende establecer una jornada máxima de 40 horas semanales en lugar de las 48 actuales para el sector privado. Sin embargo, su alcance no cubriría a los trabajadores del ámbito público, quienes continuarían operando bajo las disposiciones actuales.

La diputada Prieto justifica esta exclusión argumentando que los empleados del sector público, en su mayoría, ya disfrutan de jornadas más cortas. Datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) respaldan esta afirmación, señalando que el 21.6% de los trabajadores subordinados en actividades gubernamentales tienen jornadas laborales superiores a las 48 horas semanales.

También te puede interesar:  Recortarán 15 mil empleos en sector público este año: Hacienda

No obstante, la medida ha generado debate, ya que legalmente los empleados del sector público tendrían jornadas más extensas que sus contrapartes del sector privado si la reforma se aprueba en los términos actuales. Se argumenta que esto podría contravenir el principio de igualdad establecido en la Constitución.

La exclusión del sector público también plantea desafíos adicionales, ya que modificar las legislaciones locales que rigen las relaciones laborales de los servidores públicos sería necesario. Algunos expertos destacan que la reforma debería abarcar a todos los trabajadores, independientemente del sector, para evitar disparidades legales.

También te puede interesar:  Reforma laboral avanza en México

Esta no es la primera vez que las reformas laborales se implementan sin incluir al sector público en México. Ejemplos recientes incluyen regulaciones sobre teletrabajo y aumento en los días de vacaciones. La decisión de dejar fuera a los empleados públicos ha generado preguntas sobre la consistencia y equidad en la legislación laboral.

En resumen, mientras México busca ajustar las normativas laborales para promover el bienestar de los trabajadores, la exclusión del sector público plantea interrogantes sobre la igualdad y la necesidad de una reforma integral que abarque a todos los trabajadores, independientemente de su empleador.

Comentarios