Presos del Reclusorio Norte participan de un proyecto de diseño bolsas, carteras y zapatos de piel, que se venden en tiendas exclusivas de Polanco, Isabel la Católica, Playa del Carmen, Terminal del Aeropuerto de Cancún, Guadalajara, San Miguel Allende y Tulum, con un costo de entre tres mil y cinco mil pesos.

El proyecto Prision Art lo forman 22 internos en su mayoría tatuadores y alcanzan ingresos mensuales de siete a 14 mil pesos. Sus diseños en piel son comprados a precios entre 150, 200 u 800 de acuerdo al tamaño y dificultad.

También te puede interesar:  Exposición de Antonio López "Animalandia" y de Manuel Moreno "Empatía Cromática" en la Galería Óscar Román

Jorge Cueto, fundador de Prision Art, dijo que este proyecto surgió cuando él mismo estuvo preso menos de un mes y conoció habilidades artísticas de internos y sus necesidades.

“Queremos demostrar que podemos hacer un producto de altísima calidad con la gente que todo el mundo desprecia. Es como una prueba en la que podemos demostrar que nuestras bolsas son de alto diseño, al nivel de Louis Vuitton”, relató.

También te puede interesar:  Dark Opulence: No todo lo que brilla es oro

Prison Art tiene contratados a 200 hombres y mujeres del penal de Puente Grande, en Jalisco, y el Reclusorio Norte, además, 40 exinternos trabajan directamente en talleres para la sucursal de Masaryk.

Quienes quieran sumarse al proyecto deberán mantenerse libres de adicciones, el 50 por ciento de sus ingresos deben entregarse a sus familiares y asistan a pláticas de superación personal o de ayuda emocional para no caer en adicciones o depresión el tiempo que estén en prisión

Con información de Excélsior

Comentarios