Son la imagen que conocerá la posteridad y acompañará a los demás presidentes de Estados Unidos en la Galería Nacional del retrato en la ciudad de Washington, D.C. Ambos fueron realizados por artistas afroamericanos.

También te puede interesar:  Martes de marchas

El retrato de Michelle Obama fue pintado por Amy Sherald

Mientras que el de Barack Obama lo hizo Kehinde Wiley.

Sin duda alguna ambas son formas muy particulares de plasmar a una persona sin preocuparse en las ideas estéticas preconcebidas.

También te puede interesar:  El reparto de "El Último Jedi" en portada de Vanity Fair

Seguramente los “haters” van a reclamar, y mucho.

¿Tú que opinas?

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here