Nino Esposito, adoptó a Roland «Drew» Bosee, en 2012, después de más de 40 años de ser pareja.

La adopción fue en su momento la manera en la que Esposito y «Drew» obtuvieron reconocimiento legal como familia, además de los beneficios legales como visitas hospitalarias y el derecho a harencia.

Hoy están tratando de deshacer la adopción para casarse y un juez del tribunal estatal que les corresponde ha rechazado su solicitud, por que su capacidad para anular adopciones se limita a instancias de fraude.

«Nunca pensamos que veríamos el día en el que el matrimonio entre personas del mismo sexo iba a ser legal en Pensilvania», dijo Esposito, de 78 años.

La adopción nos dio «el elemento más legítimo disponible» en aquella época, dijo Bosee, de 68 años.

Muchas parejas que siguieron procesos de adopción poco comunes, ahora buscan casarse, pero primero tienen que confrontar las leyes estatales de adopción que no ofrecen un camino fácil para la anulación.

También te puede interesar:  Obama decreta iniciativas sobre control de armas

Ellos hicieron planes rápidamente para hacer lo mismo después de la aprobación federal legalizando el matrimonio entre personas del mismo sexo en mayo del 2014.

«Nos dimos cuenta de que podíamos tener una unión completa, y eso es lo que queremos», dijo Esposito.

Sin embargo, el juez Lawrence J. O’Toole, del Tribunal de Causas Comunes del condado de Allegheny emitió un fallo en contra de la pareja; señaló que el propósito principal de la adopción era reducir el impuesto sobre la herencia de Pensilvania ante la muerte de uno de los hombres del 15% al 4%, «ya que los dos hombres ahora estarían en una relación padre-hijo en lugar de en una relación de terceros; estoy sensible a la situación, pero a pesar del hecho de que Esposito y Bosee desean casarse, no pueden hacerlo porque legalmente son padre e hijo; Este tribunal recibe indicaciones de nuestros tribunales de apelación en el manejo de casos paralelos», escribió O’Toole.

También te puede interesar:  Fortuna del Chapo será repartida entre México y EU

Dena Iverson, vocera del Departamento de Justicia, dijo que el departamento recibió la carta de Casey y está revisando su solicitud, “Esposito y Bosee están siendo cautelosos respecto a organizar una boda. Cuando presentaron su solicitud de anulación de la adopción, ellos esperaban poder casarse el mismo día”.

«Teníamos nuestros 80 dólares en efectivo y estábamos listos para cruzarnos la calle y obtener nuestra licencia. El juez O’Toole tenía otras ideas», dijo Esposito.

Con información de CNN

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?