Evelyn “N” era la responsable de tener bajo control a todas las escorts sudamericanas que se anunciaban en ZonaDivas.com y así lo declaraba el portal que ella administraba y en el que se ofertan sus servicios sexuales a cambio de dinero.

Su forma de operar era la de atraer mujeres mediante engaños y con amenazas para llevarlas ante un notario público para firmar el contrato laboral y, de paso, para deslindarse de responsabilidades.

El testimonio de dos víctimas de origen venezolano señala que les hicieron la promesa de trabajo que podía ser desde nana hasta modelo. Nunca se abordaba la verdadera naturaleza del “trabajo”.

Una vez terminado el proceso eran sometidas a una explotación: desde que llegaban les cobraban la renta por el departamento que compartían con otras compañeras, la comida, el boleto de avión que las trajo a México y el portafolios de fotografías para anunciarse en su portal.

También te puede interesar:  ONU: México incumple leyes de protección a refugiados

Evelyn, de 34 años, las presionaba a que pagaran, pero sobre todo a que no denunciaran o dijeran cómo era que operaba la página. Según las autoridades federales, esta mujer juegó un rol secundario en la organización, pero que era importante para su funcionamiento.

Las autoridades declaran que ahora están persiguiendo a los líderes de la organización y, de la misma manera, están investigando a los notarios públicos que participaron.

La captura de Evelyn llevó a la liberación de 18 mujeres en un departamento en la calle Illinois de colonia Nápoles. Fue consignada ante un juez de control por el delito de trata y ayer se le vinculó a proceso, pero lo enfrentará en libertad aunque Procuraduría General de Justicia anunció que apelará la determinación.

También te puede interesar:  Ejecutan a seis en Chihuahua

Evelyn había acudido a la embajada de Estados Unidos para tramitar una visa como turista. Como su nombre se encontraba en la lista de la Interpol, la sede diplomática dio aviso a la policía internacional, que la detuvo el pasado viernes a las 10 de la mañana en sus instalaciones y la puso a disposición de las autoridades federales, quienes la entregaron a la procuraduría capitalina.

Ya bajo arresto la mujer reveló las direcciones donde estaban las mujeres sudamericanas y esto llevo al operativo que se realizó el pasado martes en la colonia Nápoles, delegación Benito Juárez.

Comentarios