Luego de que a finales del mes pasado, la creadora de contenido digital Maire Wink denunció públicamente, a través de un video, al coach Ricardo Ponce por abuso sexual, manipulación y encabezar una presunta secta sexual, esta semana el motivador decidió publicar un video al respecto.

«Aquí estoy en México y no me he ido, siempre estuve activo. Empiezo diciendo que ningún ser humano debería crucificar a otro ser humano, mucho menos en redes sociales y mucho menos sin una prueba legal», dijo.

«Si abres bien los ojos, te vas a poder dar cuenta de qué viene de todo esto. ¿Qué hay detrás de todo esto? Está muy claro: sé que mi mensaje genera muchas emociones, que toca fibras muy sensibles y hace todo eso simplemente para que puedas sanar tu vida. Cuando no se genera esta sanación, lo que se crea es una reacción violenta y eso es lo que pasó en este caso», agregó.

También te puede interesar:  AMLO nombra a su próximo secretario de Marina

De acuerdo con Maire, durante uno de los ‘retiros espirituales’ organizados por Ponce, quien se autodenomina como el creador de la autosanación, fue abusada sexualmente. «Tengo que hacerme responsable que a mediados de febrero de este año fui invitada a un retiro en Bacalar de Ricardo Ponce, y lo recomendé en mis historias de Instagram, después viví y vi cosas muy turbias de ese lugar y de Ricardo que no me gustaría que nadie más viviera y mucho menos si alguien llegó ahí por recomendación mía», dijo entonces.

También te puede interesar:  AMLO compra un algodón de azúcar y desata la euforia
Comentarios
+ posts