Mario Alberto, presunto feminicida de Fátima, la niña de siete años de edad cuyos restos fueron encontrados en la alcaldía Tláhuac, llegó al Reclusorio Oriente donde permanecerá mientras se realiza la investigación.

Lo anterior luego de que Gladys Giovana y Mario Alberto fueron aprehendidos por elementos de la Policía de Investigación, una vez que el representante social del Estado de México resolvió su situación jurídica.

Ambos se encontraban a disposición de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, en el municipio Atizapán de Zaragoza, tras ser detenidos por el delito de cohecho por intentar sobornar a policías para que los dejaran ir.

También te puede interesar:  Fátima fue secuestrada por una mujer que vendía papitas

Mientras Mario Alberto fue enviado al Reclusorio Oriente, Gladys Gionvana será trasladada al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla.

La detención del miércoles de dio luego de que un vecino de la municipalidad alertó a las autoridades del paradero de la pareja. La policía estatal y la Guardia Nacional desplegaron un operativo conjunto para la captura de los sospechosos.

También te puede interesar:  Entre dolor e indignación: Así fue el último adiós a la pequeña Fátima

Ambos se enfrentan a una pena de cárcel de entre 80 y 140 años, según confirmó el portavoz de la Fiscalía General de Ciudad de México, Ulises Lara, quien aclaró que los detenidos están acusados en principio del delito de «privación de la libertad con la finalidad de hacer daño». 

Con información de Notimex

Comentarios