La calidad en el servicio de un hospital en México hizo estallar a un grupo de pacientes que aguardaban su turno en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de Pachuca, en el estado de Hidalgo.

Según la versión de los pacientes, las horas interminables de espera y la ineficiencia de los doctores hicieron que comenzaran a despotricar en contra del personal médico y los encargados de la seguridad del hospital.

Lo anterior fue evidenciado gracias a que una persona grabó parte del conflicto con su teléfono celular.

En las imágenes, que tienen una duración de casi tres minutos, se puede observar a dos personas exigiéndole a los guardias que dejen pasar a una mujer y a su bebé al área de consultorios.

«No venimos a pedir limosna», «Tantas pinches horas» e «Ineptos», fueron algunas de las palabras que gritó la multitud enfurecida.

Sin embargo, la gota que derramó el vaso fue una paciente que llevaba esperando tres horas y que comenzó a convulsionarse en medio del pleito.

También te puede interesar:  Su mamá no va al festival del Día de la Madre y el niño se suicida

«¡Se está convulsionando aquí, la señora! Se está convulsionando», gritó una mujer antes de que los médicos se acercaran a la sala de espera y la trasladaran a la zona de consultorios.

«Eso es lo que querían», les reclamó otra mujer que aprovechó la situación para tomar la voz y hacer un llamado al Gobernador de la entidad, Omar Fayad.

«Vamos a unirnos señores. Esto ya no puede seguir así. Llevamos cinco horas esperando. Me duele la cabeza, tengo ganas de vomitar y ni una aspirina nos dan», exclamó la señora ante la multitud.

Los hechos ocurrieron la noche del lunes, y un día después el ISSSTE emitió un comunicado para justificar que no atendieron a la mujer y a su bebé por el «protocolo de prioridades de urgencias».

Según la versión de la institución, la mujer solicitó consulta para su hija en el área de Urgencias alrededor de las 09:30 horas. Sin embargo, el personal del hospital clasificó la emergencia como Código Verde, pues consideraron que los padecimientos de la pequeña no ponían en peligro su vida y por lo tanto no requería atención médica de urgencia.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Enfermero de Jalisco presuntamente vendía vacunas COVID-19