La Fiscalía General de México dijo el jueves que decidió no ejercer acción penal en contra del exsecretario de Defensa Salvador Cienfuegos, quien arribó en noviembre al país después de que un juzgado estadounidense retirara cargos en su contra por narcotráfico.

Quien fuera secretario de Defensa entre 2012 y 2018 fue aprehendido en el principal aeropuerto de Los Ángeles acusado de sobornos a cambio de protección a narcotraficantes y otros delitos.

Así, el pasado 15 de octubre, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confirmó su detención en Estados Unidos (EU).

Mientras estuvo detenido, se supo que Cienfuegos se encuentraba bajo la mira de las autoridades norteamericanas, desde hacía una década, por su presunta asociación con los Beltrán Leyva.

Así, el 16 de octubre, en tan solo cinco minutos se llevó a cabo la audiencia del general, desde el centro de detención de Los Ángeles, California, donde recibió la orden de permanecer bajo custodia estadounidense al menos hasta su audiencia formal.

Tras una serie de versiones en torno a la secrecía o no de las sospechas contra de Cienfuegos Zepeda, el 17 de noviembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que buscaría que se desestimaran los cargos del mexicano para que pudiera ser investigado bajos leyes mexicanas.

Un día después, el exsecretario llegó, en un vuelo privado, a México, donde fue recibido por personal de la Fiscalía General de la República (FGR) en el Aeropuerto Internacional de Toluca, Estado de México

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  México suma 120,102 casos de COVID-19