Voces expertas como la del Dr. Óscar Valdés apuntan a que Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicano (Pemex) y quien debía enfrentar una audiencia judicial inicial el viernes, pero fue llevado al hospital por problemas de salud, no enfrentará cargos de corrupción. Situación a la que debe sumarse el que algunas acusaciones en su contra habrían prescrito, por el tipo penal.

«Lozoya está en una figura que se llama testigo protegido, por lo que no va a pisar la cárcel. Él no viene extraditado, viene por una negociación. El problema es cómo el gobierno maneja la información», dijo a los micrófonos de ¡Qué tal Fernanda!, en su participación del lunes.

Lo anterior, bajo el entendido de que no se tratará de un caso jurídico, sino de uno mediático, por lo que habrá que ver cómo se actúa con los implicados en la trama de corrupción. «Él viene con una negociación porque los delitos por los que lo acusaron ya los ganó con amparos», agregó Valdés. Al respecto, el se presentan la pruebas que sustentan los dichos del abogado:





Documento completo disponible aquí.

El juicio ha sido puesto desde el gobierno como una amenaza para exponer años de supuesta malas prácticas en la compañía petrolera, al tiempo que proporciona un respaldo para que el presidente Andrés Manuel López Obrador ponga cara a la corrupción.

Pemex se involucró profundamente en los contratos del sector público que llegó a verse como la «caja» del Gobierno, dijo Heriberto Galindo, excongresista del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en coincidencia con la jefatura de Lozoya en Pemex.

Los fiscales sostienen que, antes de convertirse en director de Pemex, Lozoya solicitó y obtuvo fondos de la empresa brasileña Odebrecht, y canalizó dinero en efectivo para la campaña electoral del PRI en 2012 para el exmandatario Enrique Peña.


Luego, como jefe de Pemex, retribuyó con jugosos contratos a Odebrecht e hizo lo mismo por la siderúrgica Altos Hornos de México (AHMSA) después de recibir sobornos, alegan.

Odebrecht admitió haber pagado sobornos en México. Los jefes de AHMSA han negado haber actuado mal, al igual que Lozoya. Por su parte, los abogados del exfuncionario han dicho que actuó siguiendo las órdenes de Peña.

Pemex comenzó a caer en controversia a medida que el gobierno del PRI, que duró décadas, se derrumbaba lentamente a fines del siglo XX. Los escándalos aparecieron en Pemex en la década de 1980 y, nuevamente, dos décadas después, cuando el sindicato de trabajadores petroleros canalizó millones de dólares hacia la campaña presidencial del PRI en 2000.


Con información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Reportera pregunta a AMLO hasta 4 veces sobre refinanciamiento de la deuda de Pemex y así responde el presidente