Édgar Rafael «N» confesó haber asesinado a Sonia Pérez, maestra de danza cuyo cuerpo fue encontrado en las instalaciones de la Universidad Autónoma del Estado de México.

En sus primeras declaraciones, el feminicida aseguró que mató a su ex pareja por celos, después de verla bailar con otro hombre. «Sentí como si me cayera un balde de agua fría», dijo.

Édgar Rafael, que también era trabajador de la Universidad, confesó al Ministerio Público que llamó a la mujer a las 6:30 de la mañana para preguntar si pasaba por ella y sus hijas. Pero ella fue «cortante» y le respondió que no.

También te puede interesar:  Esposo de maestra de danza en UAEM confiesa el crimen

El mismo día, ambos asistieron a la comida de la Secretaría de Cultura, a la que Sonia llegó con otro hombre llamado Marco Aurelio. Al ver la escena, Édgar Rafael «trató de sentarse en una mesa donde la tuviera a la vista. Observó que el hombre le murmuraba y pasó su brazo por el respaldo de la silla, luego la invitó a bailar», narró El Universal.

También te puede interesar:  Congreso de la Unión declara a 2020 como Año de Leona Vicario

«Sentí como un balde de agua fría», confesó.

Después de verla bailar con otro, ambos empezaron a discutir. Ella le pidió que se alejara o gritaría, pero él la estranguló y la mujer no pudo pedir ayuda. Muerta, la sentó en la taza del baño y abandonó el recinto.

Con información de El Universal.

Comentarios