Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que Carlos Romero Deschamps, exlíder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), presentaría por «su propia voluntad y por un exhorto» su renuncia como trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex).

«A partir de hoy el señor Romero Deschamps presenta su renuncia; es decir, deja de ser trabajador activo de Pemex. Eso lo hace por voluntad propia y también por un exhorto que le hicimos de que aunque fuese legal, si así estuviese acordado en las condiciones laborales, considerábamos que era inmoral», aseguró.

Al mediodía, el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, informó que el exhorto dirigido por López Obrador a a Romero Deschamps «tuvo efecto pues ha decidido renunciar a Pemex».

También te puede interesar:  Baja producción y exportaciones de Pemex

Lo anterior, se da luego de que una investigación periodística revelara que pese a haber renunciado en 2019 a la dirigencia del sindicato petrolero, el priista aún cobraba; entre enero y diciembre de 2020 cobró 1.2 millones de pesos (mdp).

También te puede interesar:  Pemex tendrá que "tomar decisiones difíciles, pero necesarias”: EPN

Además, se reveló que Deschamps estaba de vacaciones con goce de sueldo a cargo de Pemex, gracias a que un contrato colectivo le permitía hacerlo ya que durante su dirigencia sindical no tomó dicha prestación, por lo que se acumuló y actualmente le permitiría estar de asueto hasta 2024.

Desde 2018 la Fiscalía General de la República (FGR) abrió más de una decena de indagatorias contra el priísta; sin embargo, hasta el momento solo tres de éstas continúan, están relacionadas a presuntos actos de lavado de dinero, fraude y enriquecimiento ilícito.

Comentarios
+ posts