Roger Stone, un colaborador cercano del presidente Donald Trump, fue arrestado antes del amanecer de este viernes en su casa de Florida y después fue liberado unas horas después, por el tribunal federal de Florida tras pagar una fianza de 250.000 dólares, informaron medios estadounidenses.

El lobbista político de 66 años, un autotitulado “embustero” fue inculpado por siete cargos, entre ellos, falso testimonio, obstrucción de un procedimiento oficial y manipulación de testigos.

El arresto fue parte de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016, acusado de mentirle al Congreso y obstruir la pesquisa. El caso penal es el primero de Mueller en varios meses y revela además detalles sobre cómo los miembros de la campaña de Trump tenían conocimiento a mediados de 2016 de que se habían robado correos electrónicos a la campaña de Hillary Clinton y querían que fueran divulgados.

También te puede interesar:  Suman mil 400 muertos por tsunami en Indonesia

Stone es la 34 persona acusada por el fiscal especial Robert Mueller en el marco de su investigación de los posibles vínculos entre la campaña presidencial de 2016 y Rusia.

La imputación alega que miembros de la campaña de Trump, a los que no nombra, preguntaron a Stone cuándo podrían divulgarlos.

No se acusa a Stone de asociarse ilícitamente con WikiLeaks, el sitio que publicó los emails, ni con los funcionarios rusos que según Mueller los hackearon. En cambio, se le acusa de manipulación de testigos, obstrucción y declaraciones falsas acerca de sus interacciones relacionadas con la divulgación por parte de WikiLeaks. Stone hizo algunas de esas declaraciones falsas a la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, según el acta de acusación.

Comentarios