Theresa May se despide como primera ministra británica en su última comparecencia frente a Downing Street tras la elección de Boris Johnson como su sucesor.

May, de 62 años, parecía estar conteniendo las lágrimas cuando salió, dándole la mano del presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow. Hará entrega oficialmente del cargo a su sucesor Boris Johnson más tarde el miércoles.

En su discurso ante los parlamentarios; La política elogió el vínculo entre los legisladores y los electores, que dijo era “la piedra angular de nuestra democracia parlamentaria”. Su voz tembló al decir al término de su alocución que “ese deber de servir a mis electores seguirá siendo mi mayor motivación”.

También te puede interesar:  Caricaturas políticas del domingo

Durante la sesión, que duró una hora, legisladores de toda la división política rindieron homenaje al servicio público de May y a su sentido del deber, pese a que no estuvieron de acuerdo con muchas de sus políticas.

En un breve discurso en Downing Street antes de ver a la reina Isabel, se dirigió a las mujeres, » todas las jóvenes que me hayan visto, como primera mujer ministro tenga la seguridad, que ahora no hay límites para lo que quieran lograr».

También te puede interesar:  Caricaturas políticas del sábado

May asumió el cargo de primera ministra tras el referendo de 2016 para abandonar la Unión Europea y se retira después de no haber podido concretar el Brexit, luego de que su propuesta de salida del bloque fue rechazada tres veces por un Parlamento profundamente dividido.

Información de Reuters y El País.

Comentarios