Estos días, la historia de Julija Adlešič ha recobrado vida por medio de las redes sociales, por lo que aquí te contamos qué fue lo que ocurrió. Adlešič se amputó su propia mano con una sierra eléctrica para cobrar una cifra de casi 400,000 euros de manera fraudulenta por concepto de su seguro de gastos médicos.

El evidente plan requirió al menos un año, pues la mujer contrató cinco compañías de seguros diferentes. De esta forma, tras lo ocurrido, cobró más de 1 millón de dólares, la mitad pagados de inmediato y el resto en cuotas mensuales.

También te puede interesar:  Trump deja el hospital; varios casos de COVID afectan Washington

Tras saberse la verdad, fue condenada a dos años de cárcel y su cómplice a tres por incitarla a hacerlo.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Los cuatro principios básicos de la industria 4.0