La reina Isabel II de Gran Bretaña llevó a cabo sus primeros deberes públicos desde el funeral de su esposo, el príncipe Felipe, a través de una videoconferencia con diplomáticos extranjeros.

Las imágenes mostraron a la sonriente monarca de 95 años manteniendo una audiencia con los nuevos embajadores de Letonia y Costa de Marfil.

La reina llevó adelante los compromisos desde su casa en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres, donde se celebró el funeral de Felipe hace dos semanas, y fueron los primeros desde que terminó un período de duelo real oficial.

También te puede interesar:  Ordenan evacuar partes de Florida ante llegada del huracán Michael

Sin embargo, no fue la primera tarea oficial desde la muerte de su esposo, ya que en la semana posterior tuvo una serie de audiencias. 

Información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  ¿Quién es Cevher Toktas, el futbolista que confesó haber matado a su hijo?