Un bombero británico fue operado a corazón abierto y estuvo a punto de morir por culpa de una palomita de maíz que quedó atrapada entre sus dientes.

Para intentar retirar los restos de la palomita de maíz atascada, el bombero británico Adam Martin utilizó un palillo, una tapa de bolígrafo, un trozo de alambre y un clavo.

«Estas acciones causaron una irritación de las encías, pero Martin no le prestó atención. Una semana después aparecieron varios síntomas de infección como fatiga y dolores de cabeza. Entonces visitó a un doctor que le prescribió medicaciones y lo envió a casa.

También te puede interesar:  Hallan a embarazada muerta; le sacaron a su bebé antes de matarla

Sin embargo, su tratamiento no funcionó y durante otra visita al hospital en octubre los especialistas descubrieron que el hombre había contraído una enfermedad llamada endocarditis, una inflamación del revestimiento interno de las cámaras y válvulas cardíacas. Se produce cuando bacterias ingresan al torrente sanguíneo y se extienden al corazón», informa RT.

También te puede interesar:  Identifican a un sospechoso del envío de paquetes explosivos

Martin tuvo que ser sometido a una operación a corazón abierto. «Mi corazón ya no funcionaba correctamente. Básicamente, fue destrozado. La infección había comido las válvulas», contó el hombre.

Con información de RT

Comentarios