El martes una enferma del Mar del Plata, Argentina, perdió la vida, tan solo 24 horas después de haber recibido el alta médica tras padecer COVID-19 y permanecer internada durante 20 días.

La mujer fue identificada como María Mariángeli, quien con 43 años prestaba sus servicios en el Hospital Houssay, donde se dio un brote importante de la pandemia, cuando a comienzos de julio se convirtió en uno de los principales focos de contagio de coronavirus en la ciudad, con ramificaciones hacía un geriátrico y una pesquera.

Tras contagiarse, Mariángeli atravesó dificultades pulmonares y estuvo casi una semana conectada a un ventilador, para luego recuperarse, dar negativo a un nuevo test y recibir el alta médica el día lunes.

Fue en su casa donde la enfermera comenzó a tener problemas para respirar, por lo que se le trasladó de urgencia a una clínica privada. Los médicos intentaron reanimarla sin éxito con maniobras que se prolongaron durante poco más de una hora. Finalmente murió de un paro cardíaco.

De acuerdo con el medio Telenueve «el fallecimiento de la enfermera causó conmoción en Mar del Plata» al tratarse de ·la primera trabajadora de la salud del municipio de General Pueyrredón que muere tras contagiarse» del nuevo virus.

También te puede interesar:  Médico chino muere de un infarto tras trabajar durante diez días sin descanso contra el coronavirus en Wuhan
Comentarios