Miejsce Odrzańskie es un pequeño pueblito polaco, con apenas una sola calle de 96 casas, que se ha popularizado en todo el mundo porque en los últimos diez años no ha nacido ningún varón.

El principal funcionario municipal de Cisek, la zona donde se encuentra la pequeña aldea, asegura que todos los días recibe llamada de médicos de todo el país para «darme consejos sobre la forma de procrear un niño”.

Frischko dijo que un doctor jubilado, oriundo del centro de Polonia, lo llamó hace poco y le aseguró que el sexo del bebé depende de la dieta de la mujer y que con una alimentación rica en calcio se puede tener un niño.

También te puede interesar:  Niños y celulares: reglas, límites y control

Uno de los detalles que más llamó la atención de los medios polacos hace poco, fue cuando el pequeño pueblo envió a un equipo formado exclusivamente por chicas a una competencia regional de jóvenes bomberos voluntarios.

Aunque en los últimos años, la aldea se ha vuelto un lugar de estudio y ha recibido a un sinnúmero de científicos y expertos, aún se desconocen las causas que podrían provocar este fenómeno.

En los años que han pasado desde que nació el último bebé varón, ha habido doce nacimientos en la aldea, una comunidad agrícola a la orilla de la provincia más pequeña y menos poblada de Polonia

También te puede interesar:  Detienen a líder opositora Keiko Fujimori por lavado de activos

Frischko ha decidido ofrecer un premio a la siguiente pareja que tenga un niño.

“Se ha hablado tanto de nosotros en los medios que por un instante estaba considerando ponerle a la calle el nombre del próximo niño que nazca aquí”, dijo el funcionario. “En definitiva, vamos a darle un muy buen regalo. Además, plantaremos un roble y le pondremos su nombre”.

Texto: The New York Times

Comentarios