El ginecólogo Philip Peven, de Detroit, ha sido acusado de inseminar sin permiso a cientos de mujeres con sus propios espermatozoides, por lo que, al menos habría cinco bebés producto de ello.

De acuerdo con informes de medios locales, un grupo de personas descubrió que estaban relacionados a través de una prueba de ADN. Así, Jaime Hall buscó al doctor Philip Peven, después de los resultados de ADN, apuntó que varios de los hijos de sus pacientes eran hermanos.

Por ello, está animando a otros pacientes del hospital nacidos entre las décadas de 1950 y 1980 a hacerse una prueba de ADN.

Phili Peven tiene ahora 104 años. Se graduó de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan en 1941 y comenzó a trabajar como ginecólogo en Grace Hospital en Detroit en la década de 1950. Fue un pionero en el campo de la inseminación artificial para parejas que luchan por tener hijos.

También te puede interesar:  Trump retira a EEUU del pacto nuclear con Irán y anuncia la reimposición de sanciones

Según una historia de la Universidad de Michigan de 2017,  Peven estuvo relacionado en un total de nueve mil partos durante su carrera de 40 años en Detroit. 

Con información de medios

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Rapero se atrinchera en universidad para evitar la cárcel