El Capitolio de Estados Unidos fue cerrado el miércoles cuando una multitud que protestaba por la victoria del presidente electo Joe Biden rompió las vallas de seguridad mientras el Congreso debatía la certificación de su victoria electoral sobre Donald Trump, según testigos de Reuters.

Los integrantes del Senado y la Cámara, que estaban sopesando objeciones a la victoria de Biden, se retiraron abrupta e inesperadamente del lugar.

Miles de partidarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incluidos grupos de extrema derecha, protestaron el miércoles en Washington contra una sesión del Congreso que certificará la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre.

Trump, quien perdió la reelección, prometió dirigirse a los manifestantes en la Elipse, un parque cerca de la Casa Blanca, donde Biden asumirá la presidencia en dos semanas. «¡GRANDES MULTITUDES!», escribió en Twitter.

También te puede interesar:  México desplegaría Guardia Nacional para evitar arancel

Uno de sus hijos, Eric Trump, caldeó con teorías de conspiración infundadas a la multitud que agitaba banderas.

«¿Hay alguna persona aquí que realmente piense que Joe Biden ganó estas elecciones?», le preguntó Eric Trump a los manifestantes, que respondieron a los gritos de «¡No!».

Todos los estados han certificado que el demócrata Biden ganó las elecciones por 306 votos del colegio electoral frente a los 232 de Trump. Los desafíos legales de Trump al triunfo de Biden han fracasado en los tribunales de todo el país.

También te puede interesar:  Imágenes que demuestran la fuerza con la que llegó el huracán Michael a Florida

«No importa», dijo Eric Trump. «Pueden mentir, pueden engañar, pueden robar. Mi padre ha iniciado un movimiento y este movimiento nunca, jamás, morirá».

El Congreso tiene previsto certificar la victoria de Biden el miércoles. Muchos de los compañeros republicanos de Trump han prometido un esfuerzo de obstrucción que podría extender los procedimientos más allá de la medianoche, pero es casi seguro que fracasará.

La policía de Washington expulsó de la ciudad a Enrique Tarrio, líder del grupo de extrema derecha Proud Boys, que apoya a Trump, tras ser arrestado el lunes por destrucción de propiedad y posesión de una revista de armas de fuego. Tarrio no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios.

El control de multitudes recayó en gran medida en el Departamento de Policía Metropolitana, que movilizó a 3.750 agentes, a la Policía del Capitolio, a la Policía del Parque, al Servicio Secreto y a más de 300 miembros de la Guardia Nacional de la ciudad, según dijeron el jefe de policía de Washington, Robert Contee, y otros funcionarios.

La policía pidió a los manifestantes que no lleven armas a Washington, que tiene algunas de las leyes de tenencia más estrictas del país y prohíbe el porte abierto de armas de fuego.

Información de Reuters

Comentarios