El Gobierno neozelandés fue elogiado mundialmente por suprimir la COVID-19 en su territorio y restaurar la normalidad el pasado 9 de junio, ha dado un giro en su lucha con el anuncio del martes sobre cuatro miembros de una familia que fueron diagnosticados como portadores del nuevo virus.

Registrados como los primeros casos locales en más de tres meses, las autoridades se han mostrado desconcertadas, puesto que ninguno de ellos viajó recientemente al extranjero.

«Estamos trabajando duramente para encajar las piezas de este rompecabezas para saber cómo se infectó esta familia», declaró el director general de Salud de Nueva Zelanda, Ashley Bloomfield, que además informó de un nuevo caso de COVID-19 en los centros de cuarentena para viajeros.

También te puede interesar:  Coca-Cola se niega a abandonar botellas de plástico

Y si bien para rastrear la fuente de la infección, se realizarán pruebas genómicas y además se redoblarán los esfuerzos de rastreo en la localidad de Rotorua, 192 kilómetros al sur de Auckland, las autoridades también examinarán las superficies de un centro de refrigeración de alimentos en Auckland, en el que trabaja una de las personas infectadas, para determinar si el origen de los nuevos casos procede de una carga importada.

«No hemos tenido transmisión local por un buen tiempo”, recalcó Bloomfield al precisar que “sabemos que el virus puede sobrevivir en ambientes refrigerados por mucho tiempo».

También te puede interesar:  37 muertes por coronavirus en México

El gobierno, que impuso el confinamiento en todo el país en marzo, cuando tenía unos 50 casos de COVID-19 entre una población de 4,8 millones de habitantes, confinó hoy por tres días a los habitantes de Auckland, la más poblada del país, con salidas limitadas, además de restringir la venta de alimentos en restaurantes y cafeterías.

«Me doy cuenta de lo increíblemente difícil que debe ser para aquellos que tienen a sus seres queridos en estos centros, pero es la mejor forma de protegerlos», declaró la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern.


Información de EFE

Comentarios