Migrantes albergados en Tapachula, Chiapas, intentaron salir del lugar y algunos expresaron a gritos su malestar por las condiciones del sitio.

Por debajo de la puerta, una de las mujeres migrantes pidió desesperada a los medios ahí presentes que se les apoye con pañales y leche para mejorar las condiciones de los niños ahí alojados.

Comentarios