La multinacional estadounidense Apple dio este lunes el pistoletazo de salida a la primera conferencia de desarrolladores WWDC exclusivamente digital de su historia y lo hizo renovando el software de todos sus dispositivos y anunciando el uso de microchips de fabricación propia para los Mac.

La situación de la pandemia por la Covid-19 impidió que la 31 edición del evento anual se desarrollase en persona en el centro de convenciones de San José (California) como es habitual, pero en lugar de cancelar el encuentro como hicieron Google y Facebook con sus respectivas conferencias, Apple la mantuvo en formato online.

También te puede interesar:  Google lanza ‘Fruit Games 2016’

El anuncio más trascendente de este lunes vino de la mano del propio consejero delegado de la compañía, Tim Cook, quien anunció que los ordenadores Mac dejarán de usar chips de Intel y pasarán a utilizar microprocesadores de fabricación propia, siguiendo así los pasos del resto de sus dispositivos.

Cook calificó la jornada de “día histórico para el Mac”, y aseguró que los chips de silicio que fabricará la compañía ofrecerán un mayor rendimiento y adelantó que el nuevo sistema operativo para ordenadores macOS Big Sur anunciado también este lunes ya está preparado para ser compatible con estos procesadores.

También te puede interesar:  El trolleo de Huawei a usuarios Apple

Apple viene usando chips de Intel para sus ordenadores desde 2006, cuando abandonó los procesadores basados en PowerPC que utilizaba hasta entonces. En esa ocasión, el cambio de proveedor de chips también se anunció en la conferencia WWDC de un año antes, en 2005.


Información de EFE

Comentarios
+ posts