En en el marco de los preparativos para las cenas que se aproximan esta y la próxima semana, surgen dudas sobre qué sabores combinan mejor y cuáles son los vinos adecuados para acompañar los peculiares sabores que nos invaden cada fin de año.

Por ello, hace una semana, Pilar Meré, vocera de L.A. CETTO, habló sobre el maridaje apto para los platillos de temporada y aquí te recordamos los tips más importantes:

Ensalada de navidad
En esta ensalada la manzana y la cereza marrasquino se hilvanan delicadamente con la crema ligeramente dulce y la piña en almíbar, por lo que se acompaña perfectamente con un vino blanco en el que se destaque la fruta. Así, se aconseja recurrir a aquellos de uva viognier, pues aportarán un toque floral, aunque el socorrido chardonnay también librará de forma muy digna.

Romeritos
Las tortas de camarón seco con mole y los quelites van con un vino blanco con barrica, siendo el más común el chardonnay. es importante asegurarnos que el vino tenga añejamiento en roble pues de otra forma —en lugar de un vino cremoso y potente—, tendremos un vino con acidez predominante que hará corto circuito con la potencia y la complejidad del mole. Se sugiere el blanco de la línea boutique que es un coupage de chardonnay, pinot noir y viognier.

También te puede interesar:  Ayotzinapa: Gobierno busca cerrar el caso

Bacalao
Sin duda uno de los platillos que, aunque originario de españa, ya se ha vuelto clásico en las mesas para esta temporada. El maridaje podría parecer algo complejo, sin embargo, no lo es tanto. Un vino rosado de buena estructura con color intenso, frutal y con buena acidez nos ayudará a equilibrar todos los ingredientes; aquellos elaborados con uvas cabernet sauvignon o malbec, en este caso, será de primavera de la línea estaciones.

Pavo relleno
El relleno, tiene cierto grado de dificultad ya que la carne blanca del pavo se entrelaza con la intensidad de la carne de res y/o cerdo, mezcladas con tocino, nueces, almendras y la ciruela pasa. El rosado ganará, pero maridaje afortunado y menos riesgoso es un vino tinto joven, ligero y con buena carga frutal. En este caso, el sangiovese de la línea boutique es excelente.

También te puede interesar:  ¿Qué implica la nueva Reforma Educativa de AMLO?

Lomo o pierna al horno
Las clásicas van con salsa de ciruela, en su jugo o enchilado con un adobo o mole ligero. Ya sea con ciruela, un toque de brandy o un adobo ligero lo ideal será guarnecerla con almendras, nueces o piñones y un toque de pasas o ciruelas para darle el ‘twist’ de dulzor que va bien con el cerdo.
En este caso los vinos elaborados con uva merlot o syrah —por su frutalidad e intensidad discreta— serán los más adecuados. 

Comentarios
+ posts