El Gobierno de la Ciudad de México sancionó con 3 millones de pesos a la empresa encargada de la construcción del doble paso a desnivel Mixcoac-Insurgentes; rescindió el contrato a la supervisora Exordium y despidió al subdirector de Construcción de Obras Públicas de la Secretaría de Obras y Servicios capitalina, Ricardo Olvera, por la inundación ocurrida la noche del jueves, producto del taponamiento de basura en el drenaje.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que ni el subdirector ni las empresas cumplieron con su encomienda, por lo que vino el cese del funcionario, la rescisión del contrato a una compañía y la sanción a otra.

También te puede interesar:  En 2006 no existió ola de violencia que justificara despliegue militar, según expertos

El mandatario explicó que el subdirector tenía la obligación de realizar todas las pruebas que fueran necesarias y supervisar durante la operación que no hubiera ningún problema.

Con información de La Jornada

Comentarios
+ posts