La reina del pop ofreció ayer un show cargado de alta tecnología, vistosas coreografías y escenas épicas que hicieron disfrutar a los asistentes de un show inmejorable.

A las 22:15 cayó el telón que cubría el escenario y dio paso al reinado del Rebel Heart Tour en el Palacio de los Deportes. Madonna descendió de una caja y fue depositada en el escenario por un ejército de bailarines que la escoltaron con lanzas en forma de cruz y la resguardaron por una pasarela en forma de flecha de cupido. Ella agradeció: “Hola México, que bueno que están conmigo”. Enseguida tomó su guitarra y encendió a los 16 mil 160 fanáticos con Burning up.

También te puede interesar:  Encuentran relación entre adicción al trabajo y trastornos psicológicos

El espectáculo incluyó innumerables cambios de vestuario, una desaparición del escenario para luego reaparecer en las pantallas que la mostraron en el firmamento, envuelta entre polvo cósmico y nebulosas que cambiaban de forma.

En la lista de éxitos que abarcan ya cuatro décadas, figuraron Dance #1, Living for Love y Bitch I’m Madonna, así como los clásicos Like a Virgin, Material Girl y Holiday, entre otros.

También te puede interesar:  Agente de tránsito salva a seis niños de incendio

 

Con información de La Jornada

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?