Un ladrón, mientras intentaba entrar a una vivienda para robar, en Brasil, se topó con la dificultad de tener que cortar con unas pinzas un alambrado protector que estaba colocado en la entrada de la casa.

El delincuente, intentó irrumpir en el lugar, y por ello, se electrocutó con el sistema de cercado eléctrico. La escena quedó registrada por una cámara de seguridad instalada al interior del hogar. La moraleja es muy clara.

También te puede interesar:  Acusan a policía de 42 robos en Sonora

Con información de Noticias MVS

Comentarios
+ posts