El obispo de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, despertó polémica tras sus recientes afirmaciones que indicó que las mujeres asesinadas en los últimos días fueron aquellas que no iban a misa, reseñó el diario capitalino Excelsior.

«Honestamente lo voy a decir, ¿cuántas mujeres de estas asesinadas no andaban en misa, ni andaban en la Catedral? (…) Son mujeres que, por la situación económica, tienen que buscar el pan de cada día y buscando para ellas y su familia, encuentran la muerte, van para sobrevivir y muere”, expresó Salvador Rangel Mendoza.

También te puede interesar:  Identifican tercer terrorista de atentado en París

Añadió que la alerta de género en Guerrero no ha funcionado.

El obispo de Chilpanchingo-Chialapa indicó que Guerrero se ha distinguido por la violencia contra la mujer.

Salvador Rangel Mendoza señaló que entre los mexicanos todavía existe el machismo y al momento que se busca la paridad de género eso provoca conflicto, pues los hombres estén cediendo posiciones políticas y económicas.

También te puede interesar:  Las Primeras Planas Internacionales de hoy

El obispo causó controversia a principios de año por haberse reunido con el líder de una banda de traficantes para pedirle que no asesinara a los candidatos durante el proceso electoral. Asimismo, agradeció haber devuelto la energía eléctrica y el agua a la población.

Con información de Excelsior

Comentarios