Una embarcación de goma que transportaba a más de 50 refugiados, fue perforada por un miembro de la guardia costera griega en el mar Egeo. En el momento en que la balsa estuvo cerca de la embarcación, el guardia tomó una viga metálica y comenzó a pinchar la embarcación. La balsa se hundió y los migrantes fueron rescatados por un barco de Turquía.

Con información de Aristegui Noticias

 

Comentarios