Un exsecretario de seguridad pública de México se declaró inocente el miércoles de nuevos cargos que Estados Unidos le imputa por su presunta participación en un esquema de sobornos multimillonarios para proteger al Cártel de Sinaloa, una vez dirigido por el ahora encarcelado Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Genaro García presentó su declaración a través de un traductor en una audiencia realizada por teleconferencia en el tribunal federal en Brooklyn sobre su participación en una empresa criminal.

El exfuncionario se había declarado inocente a principios de enero de cargos que incluían conspiración para tráfico de drogas y falsedad declaratoria. A fines de julio, se agregó otro cargo: participar en una empresa criminal continua, el que también rechazó.

También te puede interesar:  Multas de más de un millón de pesos por prohibir el paso a playas

Además, el mismo juzgado imputó a dos exfuncionarios policiales de alto nivel del país latinoamericano, Luis Cárdenas y Ramón Pequeño, por cargos de conspiración de tráfico de cocaína. Ambos trabajaron con García.

A cambio de sobornos multimillonarios, los acusados supuestamente permitieron que el Cártel de Sinaloa operara con impunidad en México, dice la acusación.

También te puede interesar:  AMLO, dispuesto a revisar contratos de Iberdrola

García Luna fue arrestado en diciembre en Estados Unidos y Cárdenas y Pequeño se encuentran fugitivos.

Los fiscales estadounidenses dijeron que el Cártel de Sinaloa sobornó a García durante su tiempo en el Gobierno para garantizar un paso seguro para sus drogas, obtener información sobre cárteles rivales y conocer acerca de las investigaciones mexicanas sobre sus actividades.

García Luna, de 52 años podría pasar el resto de su vida en prisión si es condenado.

Información de Reuters

Comentarios