El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió este jueves en Argentina que su país tardó en condenar las violaciones de los derechos humanos cometidas durante el régimen militar argentino.

Sin embargo, no ofreció disculpas explícitas por el apoyo inicial de Washington a la junta militar.

Se estima que unas 30.000 personas desaparecieron y fueron asesinadas en Argentina durante el gobierno de facto.

También te puede interesar:  Primeras planas de México

«Ha habido controversia sobre las políticas de Estados Unidos al inicio de esos días oscuros«, dijo Obama durante su visita en Buenos Aires.

Con información de BBC

Comentarios
+ posts