La expareja presidencial de Estados Unidos sigue dando de qué hablar, y a pocos días de celebrar la Navidad los Obama aprovecharon estas fechas para robar algunas sonrisas.

Con un gorro rojo y un enorme costal colgado sobre su hombro, el expresidente Barack Obama entregó regalos a los niños del Children’s National Hospital en el noroeste de Washington.

La exprimera dama, Michelle Obama, tampoco se quiso quedar atrás y visitó, por su cuenta, el Children´s Hospital Colorado en Denver.

También te puede interesar:  Obama y su música de verano

Michelle respondió preguntas sentada en el escenario junto a Santa Claus y leyó el clásico navideño La noche antes de Navidad.

Con el carisma que siempre la ha caracterizado, la esposa del exmandatario deleitó a los pequeños con un divertido baile al ritmo de Justicia naranja del videojuego Fortnite, incluso motivó a Santa Claus a que siguiera la coreografía.

Comentarios
+ posts