El cantante de Prodigy, Keith Flint, fue encontrado sin vida este lunes por la policía en su vivienda en Essex (Inglaterra), adonde acudieron tras un llamado a los servicios de emergencia.

Según informó la prensa británica, el cantante de 49 años, conocido por el éxito Firestarter, murió en condiciones que no levantan sospechas policiales, aunque no ofrecieron detalles sobre las posibles causas. Posteriormente, Liam Howlett, miembro de la banda, confirmó que se trató de un suicidio.

«Recibimos una llamada por el estado de un hombre en un domicilio en Brook Hill, en North End, poco después de las 8:10 am del lunes. Llegamos y, lamentablemente, un hombre de 49 años fue declarado muerto en la escena», reportó un oficial el tabloide The Sun.

También te puede interesar:  Karime Macías no fue detenida; "se presentó voluntariamente", dijo su abogado

La cuenta oficial de la banda lamentó la noticia: «Es con profunda sorpresa y tristeza que podemos confirmar la muerte de nuestro hermano y mejor amigo Keith Flint. Un verdadero pionero, innovador y leyenda. Será extrañado por siempre».

Además, Prodigy solicitó que se respete la privacidad del entorno íntimo.

También te puede interesar:  La inesperada renuncia de la guardaespaldas de Meghan Markle

El músico fue una de las grandes caras de la escena alternativa electrónica en los noventas, con su estilo energético y sus llamativos peinados al estilo punk.

Comentarios