Este miércoles, la cantante Britney Spears pidió a un juez poner fin a la tutela judicial que, desde 2008, ha controlado su vida social profesional y fianzas.

Durante la solicitud en audiencia pública, Spears calificó la tutela de «abusiva» y condenó tanto a su padre, como a quienes la han controlado.

«Quiero terminar con esta tutela sin que me evalúen (…) Esta tutela me está haciendo mucho más daño que bien», dijo Spears por teléfono.

«Estoy traumatizada. No soy feliz, no puedo dormir», dijo. «Estoy muy enfadada y lloro todos los días», añadió.

Además, dio a conocer sus deseos de casarse con su novio Sam Asghari y tener un bebé. «Merezco tener una vida», dijo y detallo que se ve obligada a usar anticonceptivos en contra de su voluntad.

«Todo lo que quiero es ser dueña de mi dinero y que esto termine», dijo.

De acuerdo con los reportes, cuando se informó que la audiencia y la transcripción debían mantenerse selladas, Spears gritó que sus palabras debían ser públicas. «Han interferido en mi vida, siento que debería ser una audiencia en audiencia pública y deberían escuchar y escuchar lo que tengo que decir», sostuvo.

También, dijo que no se ha sentido escuchada en ninguna de sus apariciones anteriores ante el tribunal, mismas que se mantuvieron selladas al público. La última vez que habló directamente con el juez fue en mayo de 2019.

Spears comenzó el proceso legal, el año pasado, para retirar a su padre, Jamie Spears, del manejo de asuntos personales.

La tutela de la artista se estableció cuando ella atravesó una crisis de salud mental en 2008. Desde entonces, su padre y sus abogados sostiene que tanto ella, como su fortuna siguen siendo vulnerables a fraude y la manipulación. 

Con información de AP y Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  ¿De qué ha sido capaz José Luis Trueba por su vicio?