La actriz Jennifer Aniston defendió su decisión de dejar de ver a amigos y conocidos que no dicen si están vacunados contra el COVID-19, después de preguntas en redes sociales sobre el tema.

La estrella de «Friends» y «The Morning Show» dijo en una entrevista con la revista InStyle publicada esta semana que todavía había un «gran grupo de personas que son antivacunas o simplemente no escuchan los hechos».

Agregó que, lamentablemente, había «perdido a algunas personas» de su rutina semanal que no revelaron si habían sido vacunadas.

Algunos seguidores en Instagram le retrucaron, incluida Robyn Law, autora del libro para bajar de peso «The Body Plan», quien preguntó por qué Aniston estaba preocupada sí estaba vacunada.

Aniston respondió por su cuenta.

«Porque si tienes la variante, aún puedes dármela. Puede que me enferme un poco, pero no seré admitido en un hospital ni moriré. PERO PUEDO dársela a otra persona que no tenga la vacuna y cuya salud está comprometida (o tiene una condición previa existente) y, por lo tanto, pondría sus vidas en riesgo», escribió Aniston.

También te puede interesar:  Sergio Mayer revela tener sordera repentina

«ESO es por lo que me preocupo. Tenemos que preocuparnos por algo más que nosotros mismos aquí», agregó.

Aniston, que tiene 37,7 millones de seguidores en Instagram, saltó a la fama como Rachel Green en la comedia de televisión estadounidense «Friends» de 1994 a 2004 sobre la vida de un grupo de seis neoyorquinos de entre 20 y 30 años. 

Información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Grammy Latino 2018: ellos son todos los nominados a los trofeos