Quizá si te decimos el nombre de Elizabeth Ogaz, no te suene para nada, pero si te decimos «la señora de la vístima», ahí cambia ¿verdad?, pues esta simpática señora chilena que se volviera viral por su peculiar manera de pronunciar la palabra, hoy expone al mundo que es precisamente eso, una «víctima», pero de esta pandemia.

“Económicamente estoy mal”, relató la mujer oriunda de La Calera, Valparaíso, en entrevista con el diario La Cuarta, donde precisó que en medio de la pandemia del coronavirus no ha podido salir a trabajar y tampoco ha recibido ayudas del gobierno de su país.

“Fui a inscribirme en abril para una caja de mercadería y todavía la Municipalidad no me la viene a dejar. Tampoco me dan los bonos del Gobierno, porque tengo mucho puntaje en la ficha de protección social”, dijo a un medio local la mujer de La Calera, Valparaíso, Chile; y es que por la pandemia del coronavirus, la pobre no ha podido salir a trabajar y el gobierno de su país, no ha hecho nada por apoyarla tampoco.

También te puede interesar:  Aparece foto de Obama con barba ¡Y enciende las redes! (Algunas lo ven sexy)

“Soy diabética, hipertensa y tengo hipotiroidismo. No puedo salir a vender parches curita ni mis productos de goma de eva a la calle», dijo entre lágrimas la mujer, y agregó que su esposo, quien laboraba como barrendero, también se quedó sin trabajo, y la situación es tan complicada, que incluso, no tiene manera de pagar la cuota de la casa en la que ahora viven.

Esta es la entrevista que la hiciera famosa.

¡Incluso le hicieron un video musical con su frase!

Comentarios
+ posts

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

También te puede interesar:  Captan el momento exacto de una explosión en hotel de Tijuana

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.