Una pareja llegó hasta el registro civil para registrar a su bebé, pues debido a la pandemia, no habían podido realizarlo; mayúscula impresión se llevó el juez, luego de que le dijeran el nombre que le querían poner.

Dan Sheldon y Mandy Derbyshire, Inglaterra, dejaron a la jueza con la boca abierta cuando le mencionaron que querían que su bebé se llamara «Lucifer», así, tal cual.

La jueza intentó hacerlos cambiar de decisión, les pedía que pensaran en el futuro de su hijo, del Bulling, que pensaran mejor en otro nombre, pero ellos, aferrados a SU decisión, dieron el argumento de que el nombre de «Lucifer» no tiene «nada de malo», pues solo significa «portador de luz», «alba» en griego; así que a la jueza, no le quedó más que respetar y acatar la decisión de los padres.

También te puede interesar:  ¡Ni madres que fui yo! Guillermo del Toro se desliga de mascota de Universidad

«Al final lo hizo, pero apretando los dientes. Honestamente, pensábamos que era un nombre bonito y único. No esperábamos recibir tanta aflicción por eso», dijeron los padres del niño a un medio británico.

Como dijera el ‘filósofo’ de Ciudad Juárez: ¿Pero que necesidad, para que tanto problema?  

Comentarios