Candelaria Jimenez Jimenez, una niña de 11 años, se quejaba de fuertes dolores en el estómago, luego comenzó a presentar diarrea y vómitos por lo que sus papás decidieron automedicarla.

Pero las cosas no salieron como lo habían planeado los padres, pues el estado de la niña comenzó a empeorar, cada vez estaba peor, por lo que sus papás decidieron finalmente llevarla esa madrugada a urgencias del IMSS en Ramos Arizpe.

También te puede interesar:  Papá le quita el diente a su pequeño ¡Atando el diente a la defensa del coche!

Al llegar al nosocomio, los médicos reportaron que la menor presentaba un cuadro de intoxicación debido a los medicamentos que sus progenitores «le habían recetado», pues le suministaron paracetamol, trimetroprina (solo se vende con receta médica), naproxeno y sulfatiazol.

También te puede interesar:  ¿Regidora de MORENA se llevó celular que no le pertenecía?

Finalmente a las 6 de la mañana, la niña fue declarada sin vida, por lo que el hospital avisó a la Fiscalía General de Justicia del Estado; y será el SEMEFO quien determine las causas exactas de la muerte de esta pobre niña.

Fuente:Vanguardia

Comentarios