En lo que debería ser el momento más feliz de su vida, esta pareja que estaba a punto de casarse, vio cómo se derrumbaban sus planes, pues no pudieron escuchar la frase de «puede besar a la novia» y mucho menos sabrán que es eso de «y vivieron felices para siempre», pues una mujer llegó a detener la boda, y se trataba ni más ni menos que de la esposa del novio… ¿cómo dijo?, es decir, llegó la esposa del novio que estaba a punto de casarse, en pocas palabras, el tipo aún estaba casado.

«Padre, esta boda no puede continuar. Este hombre de aquí es mi marido. No sé qué está pasando aquí», se escuchó gritar a Caroline Mubita, quien entró intempestivamente a la iglesia en Lusaka, en Zambia, al darse cuenta de que su esposo, Abraham Muyunda estaba contrayendo nuevas nupcias con otra mujer.

También te puede interesar:  Todos querían con esta mujer...hasta que se quitó los lentes ¿Qué sucedió?

En el video se ve como la esposa, llega hasta el altar en donde estaban los novios, él, con la mirada perdida, ella intentando entender lo que sucedía, mientras que los invitados intentaban de calmar a la esposa ofendida.

La esposa del sinvergüenza afirma que él le había dicho que iba a trabajar, pero unos vecinos quienes le dijeron de sus oscuras intenciones, por lo que ella dejó a los tres hijos que tienen con el hombre y salió volando a la parroquia.

También te puede interesar:  Laura Bozzo sube fotos atrevidas y dice: "entreno 2 horas diarias, rio si me dicen vieja"

Como se han de imaginar, la boda fue suspendida, el sujeto arrestado, llevado a prisión, en un país en el que la bigamia, se castiga con 7 años de prisión.

Lo curioso del caso, es que medios locales afirman que la novia sabía que el hombre estaba casado, ¿y quieren saber más?, pues que fue ella, la novia quien estaba corriendo con los gastos de toda la boda. ¡Tómala papá! 

Acá el video con lo sucedido

Comentarios